¿Cómo evitar la retención de líquidos?

retención de líquidos

La retención de líquidos es un problema que también afecta a los deportistas. Ésta se produce por un desequilibrio interno en el organismo que hace que los líquidos no se eliminen correctamente del torrente sanguíneo, causando hinchazón, aumento de peso, elevando la presión arterial, acentuando la celulitis y disminuyendo la definición.

Los principales responsables de la retención de líquidos son el exceso de sodio, la pobre ingesta de agua y una dieta alta en carbohidratos refinados y productos procesados.

¿Cómo saber si padezco de este problema? Si al ejercer presión sobre la piel queda una marca durante demasiado tiempo, es una posible señal indicativa. En este caso, lo primero que debes hacer es consultar a un médico, y una vez que hayan quedado descartados problemas serios, se puede recurrir a remedios sencillos pero efectivos.

Pero si no lo padeces, tampoco debes descuidarte. Aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a evitar retener líquidos.

retención de líquidos
Ejemplo de retención de líquidos

TIPS para evitar la retención de líquidos

1. Toma suficiente agua. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se defiende reteniendo líquido. El agua es el mejor diurético, así que a mayor cantidad de agua bebida, mayor eliminación de agua retenida, y mayor eliminación de sodio y toxinas.

2. Evita los alimentos procesados. Como: embutidos, enlatados, ahumados, bebidas embotelladas, galletas, barras de cereal, aderezos como salsa de tomate, soya, etc. Si los llegas a comprar, fíjate que en la etiqueta nutricional contengan menos de 150mg o el 6%. Además, fíjate que en el semáforo sean bajos en sal.

3. Usa poca sal en la preparación de tus comidas. Las necesidades de sodio de un adulto son de medio gramo al día. Una cucharadita de sal (5 gramos) contiene 2 gramos de sodio. No lleves el salero a la mesa. Para condimentar, prefiere especies naturales como orégano, tomillo, laurel, romero, jengibre.

4. Evita carbohidratos simples o procesados. Como azúcar, harinas refinadas, dulces, tortas, etc). Todo exceso es malo.

5. Consume carbohidratos complejos. Los cereales integrales mejoran la circulación notablemente, ejemplos: arroz integral, quinua, verde, yuca.

6. Come muchos vegetales. Como el apio, la alcachofa, el pepino o las hojas verdes, ya que son diuréticos.

7. No consumas bebidas alcohólicas.

8. Mueve tus piernas. El ejercicio como caminar o nadar ayudan a eliminar el exceso de líquidos. El mínimo de ejercicio recomendado es media hora de actividad física cada día.

Lee también: Una nutricionista nos dio 10 consejos para perder grasa

Texto por:

MSc.Paola Sánchez Ramírez
Clínica San Franciso
Teléf:0969627703
@nutricionistapaolasanchez
www.nutricionistapaolasanchez.com

Comentarios

comentarios