12 consejos de salud y nutrición para un ejecutivo

ejecutivo

El día a día de un ejecutivo se caracteriza por el estrés, la tensión y la preocupación. No hay un día igual a otro, ni un horario fijo, ni una hora de entrada ni de salida. Lo que tiene el ejecutivo son responsabilidades y objetivos. La nutricionista Paola Sánchez nos brinda 12 consejos útiles sobre nutrición para un ejecutivo.

Comida saludable para el ejecutivo

Son muchas las personas que se excusan al decir que no llevan una vida saludable por falta de tiempo. En mis consultas, por ejemplo, algunos me suelen decir: ¨Es que no tengo tiempo ni de sentarme a comer y nunca como a la misma hora, a parte viajo constantemente por mi trabajo”.

Alrededor del 70% de los ejecutivos llevan una alimentación deficiente debido al estrés, el cansancio y el bajo nivel de actividad física, lo cual desemboca en problemas de salud, sobrepeso y problemas laborales.

Entonces, ¿Como llevar una vida saludable? Esto se resume en dos palabras: ORGANIZACIÓN Y DECISIÓN.

ejecutivo

1. No te saltes el desayuno. Debes desayunar de manera contundente, de esta forma no te dará tanta hambre en el trabajo, no sentirás fatiga, y lo mejor es que no pasarás la mañana comiendo alimentos poco saludables para tu organismo. 

2. Evita el ayuno por más de 4 horas. Así no comerás en exceso a la hora del almuerzo y evitarás posibles problemas de salud, como las gastritis, úlceras, etc.

3. Ten snacks saludables accesibles. Cuando tenemos hambre, optamos por elegir lo que más cerca tengamos, ya sea un establecimiento de comida rápida o alimentos poco saludables. Para prevenir esto, siempre ten snacks saludables en tu trabajo o inclusive en tu auto. Una buena opción son los frutos secos, fruta o semillas. Estos alimentos son ricos en antioxidantes, por lo que regenerar al organismo afectado por el estrés.

4. Planifica tus comidas antes de tiempo. Esto no solamente te ahorra dinero al no tener que comprar comidas fuera. Toma un poco de tiempo para planificar tus comidas diarias y prepara porciones grandes para distribuirlas a través de la semana.

5. Si comes en la calle, opta por alimentos asados, al jugo o al vapor. Evita las típicas sopas ecuatorianas ya que muchas de estas contienen una excesiva cantidad de almidón. Inclusive en lugares de comida rápida, hay opciones saludables como ensaladas. Lee los ingredientes, fíjate que no contengan mayonesa, queso crema, tocino y también evita añadirles el aderezo ya que muchas veces suelen tener muchas calorías, preferible lee la etiqueta nutricional.

6. Sustituye las bebidas azucaradas o colas por agua o aguas aromáticas. Es primordial el consumo constante de agua, nos ayuda con la retención de líquidos, causa menos fatiga, y nos da sensación de saciedad.

7. En un restaurant, pídele al mesero que no te sirva la entrada, ya que muchas veces suele ser pan con ajo, chifles, patacones etc, Ojos que no ven… “barriga” que no siente.

8. Limita la cantidad de alcohol. Éste aumenta el apetito y te aporta calorías sin nutrirte. Y si eliges tomar, evita cocteles ya que los mismos tienen un alto contenido de azúcar.

9. Mastica despacio los alimentos. No dejes que el ritmo frenético de tu día a día te obligue a comer al mismo compás. Las señales químicas que el estómago envía al cerebro para informarle que se ha consumido la cantidad suficiente de alimento, tardan entre 15 y 20 minutos en manifestarse. Si comes de prisa, no le darás el tiempo necesario al cerebro para enviar la señal de estar satisfecho, por lo que comerás mucho más. Otro beneficio es que mejora el proceso digestivo.

10. De ser posible realiza ejercicio físico en la mañana. Luego de un día largo de trabajo, es común sentirse muy agotado como para hacer ejercicio. Además que muchas reuniones sociales o de trabajo suelen ser de noche, lo que interrumpe tus días de entrenamiento. Lo ideal seria realizar ejercicio físico 3 o 4 veces por semana y durante mínimo 40 minutos. Si tu tiempo es realmente limitado, podrías hacer ejercicios de alta intensidad o HIIT de 15 minutos diarios. Este tipo de ejercicio inclusive los puedes encontrar en Youtube. Todo es cuestión de voluntad si te lo propones.

11. Aumenta tu actividad física. Si por tu tipo de trabajo pasas la mayor parte del tiempo sentado, puedes tomar medidas sencillas como estacionar el auto más lejano, subir por las escaleras. Inclusive hay dispositivos que miden tus pasos.

12. Duerme suficiente tiempo. Un estudio de la Universidad de Chicago señala que no dormir lo suficiente aumentan los niveles de grelina, una hormona que estimula el hambre y reduce el gasto energético. Ademas, puede causar más tensión, y así tener un día menos productivo. Trata de mantener un horario fijo para ir a dormir y obtener, al menos, entre seis a ocho horas diarias de sueño.

ejecutivo

No olvides que la organización, constancia y la toma de buenas decisiones en tu alimentación, en tus horarios de comida, mejorará tu salud física y mental, y a mantener un peso ideal.

MSc.Paola Sánchez Ramírez
Clínica San Franciso
Teléf:0969627703
@nutricionistapaolasanchez
www.nutricionistapaolasanchez.com

12 consejos de salud y nutrición para un ejecutivo
El día de un ejecutivo se caracteriza por el estrés y la preocupación. ¿Cómo mantener una dieta saludable? La nutricionista Paola Sánchez nos explica.
Global

Comentarios

comentarios