Consejos para cuidar la piel antes y después del ejercicio

cuidar la piel

Existen diversos beneficios que el deporte nos brinda para la salud de nuestra piel, pero esto debe ir acompañado con el cuidado que nosotros le damos tras una rutina de ejercicios.

Como sabrás, durante el ejercicio transpiramos bastante; nuestros poros se dilatan, se liberan toxinas y aparte nuestra piel se deshidrata. Por lo que no basta con llegar a casa después del gym y bañarnos. La piel requiere de otros cuidados mucho más complejos para que el efecto del deporte se vea reflejado.

Aquí te dejaremos algunos consejos par cuidar la piel antes y después del ejercicio.

Tips para cuidar la piel

Antes de hacer ejercicios

1. Hidrata la piel. Es más que obvio que durante el ejercicio nos vamos a deshidratar, y por consiguiente, nuestra piel también lo hará. Bebe agua para mantenerla hidratada. [Mira también: ¿Basta con tomar agua para la correcta hidratación del deportista?]

2. Piel libre de impurezas. Sácate el maquillaje y limpia tu rostro antes de hacer ejercicios. Nuestra piel debe estar libre de impurezas para que pueda hacer su función al dilatar los poros y secretar sudor como parte del sistema de liberación de toxinas y enfriamiento del cuerpo.

3. Bloqueador solar. ¡Importantísimo! Si vas a hacer ejercicios en un lugar al aire libre, que no se te olvide el bloqueador. Recuerda que los rayos UV afectan a nuestra piel gravemente.

Después de hacer ejercicios

4. Sigue hidratando la piel. Aunque parezca repetitivo, es necesario dejar en claro que debemos beber agua antes, durante y después del ejercicio.

5. Evita las duchas largas y calientes. Si bien a muchos de nosotros nos encanta, lamentablemente el agua caliente daña una capa externa de la piel que retiene la humedad y se reseca. Lo recomendable es que las duchas post entrenamiento sean cortas y con agua templada, pues así refrescas, relajas y tonificas.

6. Pero también evita las duchas frías. No seamos extremistas. No es recomendable el agua caliente, pero tampoco el agua helada ya que esto provoca que se vuelva a sudar rápidamente.

7. Usa exfoliante. Imprescindible a la hora de limpiar las toxinas y las células muertas que el cuerpo liberó tras el ejercicio. Además, ayuda a drenar y reactivar la circulación.

8. Usa loción reafirmante. No basta con consumir agua para hidratar la piel. Por eso, tras el baño, sécate bien e hidrata tu piel con una loción reafirmante. Y como un consejo extra, puedes usar gel anticelulítco para combatir la piel naranja.

Comentarios

comentarios