¿Comer saludable es caro?

comer

Esta interrogante inquieta a muchas personas que desean comer bien y, a la vez, que esto no sea un gasto para su bolsillo. A continuación, la nutricionista Paola Sánchez nos aclara esta duda.

Comer saludable no es caro 

Comer saludable no es caro, lo único es que suele requerir más elaboración. De hecho es más económico, más aún que vivimos en un país donde se producen abundantes frutas y vegetales. 

Les daré ejemplos sencillos.

comer

Desayuno. En el desayuno muchos suelen comer leche con cereal en lugar de comprar una funda de avena. ¿Cuál es la diferencia? Una funda de cereal cuesta más de cuatro dólares, en cambio, la avena es más económica y se puede comprar a granel. Además, un plato de avena cocinada al día puede reducir el nivel de colesterol debido a su contenido de fibra soluble, según la Clínica Mayo. Así que, acompañada de una dieta baja en grasas, la avena ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

Media mañana. En la media mañana muchos optan por comer un paquete de galletas integrales que cuestan alrededor de $0.30 centavos y que aparte no suelen ser tan integrales porque saben estar hechos a base de harina refinada que tiene apenas un gramo de fibra cuando lo ideal es que contengan tres gramos. Una mejor opción sería un guineo que solo cuesta $0.10, o cualquier fruta de temporada.

Almuerzo. En la hora del almuerzo, muchos suelen comer en la calle en lugar de llevar su comida preparada en la casa.

Media tarde. A la media tarde, hay quienes comen cereal con yogurt o algún cake que suele costar $0.80. Esto se podría reemplazar por una fruta.

Cena. En la cena es común consumir alimentos pre-elaborados como nuggets, papas de funda para freírlas etc. Aparte de no ser nutritivos, pueden llegar a ser muy costoso.

TIPS de ahorro

1. No compres alimentos procesados o pre-elaborados. Estos productos suelen ser muy costosos y, sobretodo, poco saludable porque están llenos de conservantes y colorantes que son perjudiciales para nuestra salud. Por ejemplo, empanadas o pan de yuca congelados vs. un verde o yuca fresca. Aparte que estos alimentos tienen una cantidad excesiva de sodio que es muy perjudicial para nuestro corazón.

2. Reducir el tamaño de las porciones: uno de los trucos del bajo nivel de obesidad de Francia -pese a incluir en su dieta alimentos ricos en grasa como queso o embutidos, así como varios platos en cada comida-, es el menor tamaño de las raciones en comparación con otros países.

3. Haz una lista de compras. Así no comprarás cosas que no requieres.

4. Organiza tu nevera y la despensa. De forma que siempre se consuman los alimentos antes de que caduquen o se estropeen.

comer

5. Come fuera de casa solo en ocasiones especiales. Comer fuera de casa suele costar el triple, y las opciones más saludables llegan a ser costosas.

6. Compra frutas y vegetales de temporada. Esto representa un ahorro sustancial y concuerdan con las necesidades alimentarias de cada estación.

7. Incrementa tu consumo de legumbres: Los residentes de São Paulo (Brasil), la ciudad más poblada de América y una de las urbes más saludables en términos absolutos del mundo, comen 2.4 veces más legumbres que la media. Las lentejas, fréjol o arverjitas son una fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales que, en combinación con cereales como el arroz, conforman una proteína completa y constituyen los carbohidratos de mayor calidad que el ser humano puede ingerir. Además son económicas y fáciles de almacenar. De hecho, el arroz con menestra es un plato típico ecuatoriano: solo hay que cuidar las porciones.

Comer más saludable es una buena inversion para el organismo ya que asi conservamos la salud y ahorraremos en enfermedades

comer

MSc.Paola Sánchez Ramírez
Clínica San Franciso
Teléf:0969627703
@nutricionistapaolasanchez
www.nutricionistapaolasanchez.com

¿Comer saludable es caro?
Nuestra nutricionista Paola Sánchez nos aclara esta interrogante que inquieta a muchas personas que desean comer bien y, a la vez, barato.
Global

Comentarios

comentarios